Diversos colectivos feministas se reunieron en la Alameda Hidalgo para exigir a las autoridades municipales el retiro de los cargos contra quienes son procesadas por los daños del pasado 8M en Querétaro.

Texto el mayate. 18 julio 2021. Fotos: Fernando Camacho/el mayate .

La maqueta monumental ubicada en la Alameda Hidalgo, fue el punto de reunión de distintos colectivos feministas para dar un pronunciamiento exigiendo el cumplimiento de los derechos humanos y un alto a la persecución política en contra de quienes se manifestaron en la vía pública el pasado 8 de marzo, en la conmemoración del Día Internacional de la Mujer en Querétaro.

Encapuchadas para proteger su identidad y algunas otras portando con orgullo pañuelos verdes y morados, símbolos de la lucha contra la violencia de género y de la lucha para legalizar el aborto, es como estas luchadoras de sus derechos alzaron las voz en contra de los hechos que se han presentados contra algunas ellas. » Para el caso de las detenciones que se han llevado a cabo no se respetó de ninguna manera este derecho, pues nuestras compañeras, mujeres como tú y yo, fueron objeto de trato denigrante al haber sido obligadas a desnudarse al interior del lugar en el que fueron presentadas”, señalaron las representantes feministas», se pronunciaron energicamente.

Esta reunión inició con cantos de lucha acompañada del ritmo de tambores, para minutos después trasladarse hacia la maqueta monumental, a la que subieron para leer el pronunciamiento oficial, donde también recordaron que desde hace varios años, durante las manifestaciones feministas por el 8 de marzo, los distintos colectivos han registrado agresiones de personas externas a los contingentes, donde detallaron lo ocurrido el pasado 7 de abril, cuando se realizó una audiencia privada en donde se giraron órdenes de aprehensión contra mujeres que participaron en la marcha realizada el pasado 8 de marzo del presente año. «Las detenciones se realizaron de manera arbitraria y violatoria de derechos humanos, ya que [las mujeres] fueron citadas mediante engaños, sin decirles el porqué de su detención, ni a dónde las llevaban, siendo incomunicadas e intimidadas, violando sus derechos».