Personas con una economía precaria deciden en esta emergencia sanitaria salir a las calles y vender algunos productos para ayudarse económicamente.

Foto ©Fernando Camacho/el mayate

Texto el Mayate. Tlaxcala. 09 mayo 2020. Fotos ©Fernando Camacho/el mayate .

A pesar de las medias impuestas para evitar que negocios de productos no esenciales y empresas cerraran para evitar un mayor número de contagios del virus SARS CoV-2 o mejor conocido como Coronavirus algunas personas que no tienen una economía estable, has decidido por salir a las calles y vender una diversidad de productos, todo ello para ayudarse a su economía.

Hay que estar consientes que estas personas que se dedican a la venta de diversos productos en la vía pública, esa es su forma de ganarse la vida, y a pesar de las restricciones impuestas por los gobiernos, es difícil para ellos poder quedarse sin hacer algo.

De seguro extraña al señor que vende artesanía con madera, el señor que ofrecía semillas de calabaza, o mejor conocidas como “pepitas” entre las mesas de los cafés del centro,o la de las gelatinas.

No olvidemos el que ofrece 8 bolsas de plástico por diez pesos, el globero, el de los merengues, los helados, el bonais, en fin, personas que “viven al día” y lo que reciben en ese día de venta se va para comprar alimentos o destinado a pagar deudas.

Hoy los vemos ofreciendo cubrebocas de a 5 o 10 pesos, sentados esperando a que alguien les compre sus pepitas o alguna botana, recorriendo las calles varias veces ofreciendo el helado de fresa o melón y la nieve de limón, exponiendo su salud y la de su familia ante el contagio de covid, por el sustento diario, por la papa, por el hambre, la necesidad y los compromisos materiales.

*Todos los derechos reservados 2020 para el Texto, fotos e ilustraciones por ©Fernando Camacho. Queda prohibida toda reproducción sin el consentimiento, por escrito, por el autor.*