Desde recorridos de la Guardia Nacional por las calles, hasta escenas nunca antes vistas en hospitales, es como se empieza a vivir esta emergencia sanitaria en el Estado.

Desde recorridos de la Guardia Nacional por las calles, hasta escenas nunca antes vistas en hospitales, es como se empieza a vivir esta emergencia sanitaria en el Estado.
Foto ©Fernando Camacho/ElMayate

Texto El Mayate. 16 abril 2020. Foto ©Fernando Camacho

Poco a poco se comienzan a ver escenas o imágenes como salidas de una película de ciencia ficción, donde las fuerzas castrenses recorren las ciudades, con mensajes de “regrese a casa” o “ no salga de casa”; las calles se empiezan a vaciar y en los hospitales aparecen escenas de personas con trajes de color blanco cargando féretros en los hospitales.

Pero aunque parezca ciencia ficción, la pandemia del Coronavirus nos está trasladando a un largometraje acompañado de palomitas, nachos con queso y una soda con hielo, que vimos y disfrutamos en una sala de cine. Hoy en la calle ya se puede ver a los militares pidiendo quedarse en casa, no salir, ver a gentes con cubrebocas cuidándonos (no todos) de algo invisible que posiblemente nos quite la vida.

En los hospitales los doctores y personal de enfermería y médico con trajes azules completos, con mascarillas en el rostro, lentes especiales; en las salas de los nosocomios llenos de gente tosiendo, tirados en el piso, en fin…

Hoy a todo esta narración de una catástrofe sanitaria, la estamos viviendo en el País y el Mundo, a lo mejor no tan extrema como la narro, pero está a punto de ponerse feo, si no hacemos algo para tratar de pararlo.

Datos de la Secretaría de Salud Federal, proporcionados en su conferencia vespertina de este jueves 16 de abril, indicaron que Tlaxcala ha cumplido solo con el 20% de la interrupción de la movilidad; a que me refiero, que LA GENTE NO SE ESTÁ QUEDANDO EN CASA Y NO ESTÁ GUARDANDO LA SANA DISTANCIA para evitar el aumento de contagios en el estado.

Ante esto fue aterrador (y lo digo enserio) ver como una carroza fúnebre ingresaba al Hospital General de Zona 1 (HGZ1) ubicado en la Loma Xicohténcatl, donde el personal de la funeraria bajaba un ataúd utilizando un traje especial completo para evitar algún contagio a la hora de manipular el cadáver por el que iban.

La imagen de este suceso que impresionó a su servidos y a las personas que se encontraban en la parte exterior del HGZ1 nos habla que este problema de salud es bien grave y complicado, mucha más de lo que se imagina, usted que anda sin cubrebocas, sale a hacer ejercicio, va con todos sus familiares a comprar la despensa, o se siente mal y sale a la calle pensando que es solo una simple gripa, estornudando a su paso, sin las medidas sanitaras.