Lugareños colindantes a la laguna de Acuitlapilco preservan la actividad de la pesca de la mojarra para su consumo personal.

Foto ©Fernando Camacho/El Mayate

Texto El Mayate. 06 abril 2020. Foto © Fernando Camacho

Habitante colindantes a la laguna de Acuitlapilco, no han perdido la actividad de pescar algunas de las Truchas, Carpas y Mojarras que se encuentran en este lugar, para su consumo personal.

Desde muy temprano los pescadores toman camino rumbo a la Laguna para instalar las redes de pesca para capturar a los peces y posteriormente regresan un par de horas después para ver el resultado.

Es curioso ver a los pescadores dentro de la laguna de pié, sin lancha, recogiendo la red y cargando al hombro una bolsa elaborada de costal donde depositan los peces para posteriormente regresar a la orilla.

Es evidente que los lugareños conocen y reconocen la zona, y la recorren como si nada; algunos otros optan con lanzar carnada y esperar desde la orilla que algún pez pique el anzuelo de la caña de pescar, otros caminan por la orilla del agua intentandolos asustar para dirigirlos donde han instalado trampas.

Es bueno aclarar que no se nota un cúmulo de gente pescando y recorriendo esta agua dulce en busca de peces, pero si nos mencionaron que en muchas ocasiones la gente que no sabe, llega y barre con esos pequeños peces que están en crecimiento, haciendo que lejos de ayudar a que este se desplace y reproduzca, cortan ese ciclo, por lo que pidieron que si no saben pescar con redes, no lo intenten, porque lejos de ayudar que haya más peces esto disminuye.

Después de estarlos observando por un tiempo, es enigmático ver como caminan por la laguna recolectando la red y cargando en bolsas el jugoso botín; la calma de apreciar a los patos, garzas y otras especies que habitan en la laguna, y sentir como el armonía de la naturaleza relaja y atrae las miradas del humano.