Productores de pulque, capan y raspan un maguey de 10 años de vida en Palacio de Cultura, el aguamiel es más importante que la preservación.

Foto ©Fernando Camacho/el mayate

Texto El Mayate. 19 febrero 2020. Fotos © Fernando Camacho.

Como si fuera una hacienda comunal, donde se pueden tomar las cosas, personas que realizan su vendimia en el mercadito alternativo en la plaza frontal del palacio de cultura, realizaron esta tarde la “capada” y raspado de un maguey de alrededor de 10 años de edad, todo para mostrar el proceso del pulque (aguamiel), el cual fue grabado y documentado por personal de la secretaría de cultura federal, así como extraños.

Lo increíble de esto, es quien “autorizó” para que la vegetación de una secretaría de federal fuera ocupada como taller o exhibición; esto fue para aprovechar el maguey, acaso…

Si no estamos mal, las instalaciones federales tiene un resguardo de la policía federal (GN) y en el espacio de un inmueble federal, se deben se seguir lineamientos para resguardar y conservar las instalaciones; no de destruirlas para el ocio y/o experimentación; solo por que unos cuantos se le hizo curioso “raspar y capar” un maguey para saber como es el proceso del pulque.

Esperemos que las autoridades que resguardan el inmueble (Alejandra Frausto) la enteren de lo que se hace cuando no esta ella, de ocupar la flora (que se debe de conservar) para beneficio de unos cuantos, solo para saber como es el proceso de tal o cual cosa. Si el personal quiere apreciar este proceso, es necesario que pague un tour a una hacienda pulquera ( que en el estado hay varias), que es donde se pueden observar el proceso y aprovechamiento de lo que sale de la muerte de un maguey, por que a ese maguey de 10 años, ya lo mataron, para mostrar el proceso del “néctar de los Dioses”

Por lo tanto queda el registro de lo que acontece en una dependencia federal, instalada en el estado.