Texto-El Mayate- 05 septiembre 2019.

Fotos ©Fernando Camacho/El Mayate.

” El alma del pueblo, que es cultura, no se prohíbe”. Esas fueron las palabras del presidente de la Asociación Internacional de Tauromaquia (AIT) ante el pronunciamiento del Presidente López Obrador, a una consulta popular para la prohibición de las corridas de Toros.

Foto ©Fernando Camacho/El Mayate

Polémica y reacciones provocó el mensaje del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, respecto a realizar una consulta ciudadana para prohibir las corridas de los Toros a nivel nacional, este segundo día del II Coloquio Internacional Taurino en Tlaxcala.

Ponentes como el filósofo Francois Zumbiehl; William Cárdena, presidente de la Asociación Internacional de Tauromaquia (AIT), ganaderos como Antonio De Haro González, Germán Mercado Lamm, entre otros, disertaron respecto a la polémica que ha generado esta posible consulta que lejos de proteger una sector, está afectando a otro que ha sobrevivido por generaciones de este arte de la Tauromaquia y la fiesta brava.


El filósofo Francés Francios Zumbiehl dentro de la conferencia denominada “la fiesta de los toros, un modelo de arte y vida”, mencionó, que lejos de agachar los brazos, el aficionado debe de manifestarse, en torno a este tema de la consulta popular y no dejar que esa “mayoría” antitaurina, rompa con todo lo que se ha logrado en varios siglos de tauromaquia, donde está en una cuerda floja el perder ese patrimonio cultural, por unos cuantos que no comprenden esto.

Por otro lado, William Cárdenas Rubio, Venezolano y presidente de la Asociación Internacional de Tauromaquia (AIT) quien habló de la Tauromaquia como Patrimonio Cultural Universal, en sus conclusiones destacó, referente a la propuesta del Presidente de México, de una consulta popular para cancelar las corridas de toros, mencionó:
” El alma del pueblo, que es cultura, no se prohibe… Por que la consulta supuestamente es para prohibir. El alma de los pueblos, no se prohíbe, la cultura no se prohíbe, se conserva, se defiende y se protege.
Ninguna autoridad puede prohibirla validamente, mucho menos invocando una legetimidad, basada en tortuosa consulta.
¡Esa democracia participativa, es un cuento!…”

Dentro de la ponencia con ganaderos con el tema “el toro bravo, símbolo de la fiesta”, ya al final de las actividades de este segundo día de coloquio, coincidieron que si la consulta saliera a favor de la prohibición, traería la desaparición del ganado, de una forma de vivir, una desafortunada muerte de todo lo que hace existir esta fiesta.