Información MUJAM -Texto- El Mayate- 21-julio-2019. Fotos ©Fernando Camacho/El Mayate.

Cientos de piezas de la lucha libre se exhiben a dos de tres caídas en el MUJAM.

Fotos ©Fernando Camacho/El Mayate.

En la Ciudad de México hay un espacio donde puede apreciar y conocer el juguete antiguo, esos que tus abuelitos platicaban, los carritos de madera y de latón, las muñecas de porcelana, los trompos de madera, el balero y una infinidad diversiones, hasta los clásicos luchadores de plástico.

Este espacio se llama Museo del Juguete Antiguo Mexicano, en sus siglas MUJAM, y lo puedes visitar en la Colonia Doctores, para ser más precisos en la calle de Doctor Olvera # 15 entre Doctor Barragán y el eje central Lázaro Cárdenas, muy cerca del metro Obrera.

Pero pasemos a lo que realmente queremos mostrar, y es una variedad de juguetes relacionados con la lucha libre, con esos personajes casi como súper héroes, fantásticos, audaces, y con un sentido humano increíble.

En esta sala dedicada exclusivamente a la lucha libre se pueden encontrar piezas de los años 60, 70 y 80 relacionadas al deporte popular de la lucha libre mexicana.

Entre máscaras de luchadores, muñecos de plásticos, cuadriláteros de distintos tamaños, y un sin fin de piezas que relatan como con el paso del tiempo este deporte sigue siendo un éxito  y generando leyendas en la sociedad mexicana.

El MUJAM cuenta con más de 45 mil piezas,  entre ellas la colección de miles de objetos relacionados con la lucha libre, tiene máscaras profesionales de varios luchadores, especialmente de la época del toreo, así como revistas, objetos personales del Santo, historietas de José G. Cruz, así como cuadros; además decenas de juguetes relacionados con la lucha libre.

SALÓN DE LA LUCHA LIBRE MEXICANA.

Los antecedentes de la lucha libre mexicana se remontan hacia 1863, durante la Intervención francesa en México, Enrique Ugartechea, primer luchador mexicano, desarrolló e inventó la lucha libre mexicana a partir de la lucha grecorromana.

En 1910 el italiano Giovanni Relesevitch ingresa a México con su empresa, la cual es una compañía teatral. Al mismo tiempo, Antonio Fournier trae el Teatro Colón, a cuyas filas pertenecen tal vez los primeros luchadores, Conde Koma (cuyo verdadero nombre era Mitsuyo Maeda, quien es considerado el precursor del Jiu-jitsu brasileño y en todo caso de los modernos espectáculos de Artes marciales mixtas) y Nabutaka. El enfrentamiento entre las dos empresas causa revuelo entre la población, generándole un jugoso negocio a ambas. En 1921 Constant le Marin arriba a México con su empresa, presentando a León Navarro, que había sido campeón de peso medio en Europa, junto con el rumano Sond y otros más; dos años después volvió a México, trayendo al japonés Kawamura quien, junto con Hércules Sampson, actuó en el Frontón Nacional. En septiembre de 1933 Salvador Luttherot González funda la Empresa Mexicana de Lucha Libre (hoy conocida como Consejo Mundial de Lucha Libre), razón por la cual es considerado el “padre de la lucha libre”. Esta empresa sigue hoy en funcionamiento y se le considera la de mayor categoría en México.

Algunos luchadores han tratado de capitalizar su fama en el ring para trabajar también en el celuloide. Siendo este afán el origen de un género fílmico denominado Lucha Film.

Las primeras figuras que lo hicieron fueron “El Santo” y “Blue Demon”, principalmente El Santo, quien actuó en muchas películas, todas ellas con su nombre en el título: “El Santo…” Las momias de Guanajuato (1970) y Santo contra las mujeres vampiro (1962), que es una de las cintas más famosas del cine de luchadores, inclusive con premios internacionales, por su maquillaje, son un ejemplo de esta aportación fílmica mexicana al cine mundial. Más recientemente, luchadores como “Octagón” y “Atlantis” hicieron el intento.

La Lucha libre mexicana ha traspasado sus fronteras gracias a luchadores mexicanos que han salido al extranjero a tener combates de corte internacional en países como Japón, Estados Unidos, España, Alemania, Inglaterra y Puerto Rico entre otros, en donde se han ganado el respeto de los locales y reconocimiento como leyendas y figuras mundiales, luchadores como Eddie Guerrero, El Santo, Mil Máscaras, Canek, Dos Caras, Dr. Wagner Jr., Rey Mysterio, Alberto del Rio,etc, han logrado que la fama de los luchadores mexicanos traspase las fronteras mexicanas y representen este estilo de lucha en las mejores empresas de lucha del mundo.

En el museo MUJAM (Museo del Juguete Antiguo México) encontrarás muchos artículos, figuras, historietas y murales de los luchadores más grandes de México.